Home / Ambiente / Acciones positivas y negativas de la economí­a en lo referente al cambio climático a nivel mundial

Acciones positivas y negativas de la economí­a en lo referente al cambio climático a nivel mundial

Más allá del aparente consenso polí­tico sobre la necesidad de acelerar la lucha contra el cambio climático, cabe preguntarse si el mundo económico está realmente cambiando hacia un modelo cada vez menos emisor de CO2. Algunas señales van en ese sentido pero otras no.

SEÑALES POSITIVAS

– Control de emisiones

Las emisiones del sector energético (2/3 de las emisiones mundiales) se estancaron en 2015 por segundo año consecutivo, con un crecimiento económico mundial de 3%, confirmando el inicio de una separación de tendencias.

– Récord de renovables

Con 286.000 millones de dólares invertidos y 153 nuevos gigavatios instalados, 2015 fue un año récord para las energí­as renovables, especialmente en los paí­ses emergentes. Las previsiones para 2020 fueron revisadas al alza. Representan solo 15% de la producción de energí­a y 23% de la producción de electricidad. Ya superan al carbón.

– Caí­da del costo de la energí­a solar

Entre 2009 y 2015, el costo de la energí­a solar cayó un 80% y se volvió competitivo con relación al gas y al carbón en algunos paí­ses (Chile, Emiratos, India, etc). El récord pertenece a una central de 350 megavatios (MW) de Abu Dhabi: el megavatio/hora solar más barato: 23 dólares.

– Producir consumiendo menos

Según la AIE, la intensidad energética, que mide la cantidad de energí­a para cada unidad de PIB, no cesa de bajar (- 1,8% en 2015), consecuencia de los 221.000 millones de euros invertidos en eficacia energética el año pasado.

– Obama contra Keystone XL

El proyecto de oleoducto gigante entre Canadá y Estados Unidos, destinado a transportar arenas bituminosas de Alberta, fue bloqueado por el presidente norteamericano.

– Hacia el fin de los gases HFC

La comunidad internacional decidió a mediados de octubre eliminar progresivamente los hidrofluorocarburos (HFC), gases muy nocivos para el clima, utilizados en refrigeración. Los paí­ses ricos deberán haber reducido un 10% su consumo en 2019 y 86% en 2036. China, principal productor de HFC, e India, obtuvieron la posibilidad de iniciar más tarde su transición.

– El precio del carbono se abre camino

Presente en algunas regiones del mundo, (Europa, California), la tasa de carbono se sigue difundiendo. Canadá anunció un precio mí­nimo del carbono para 2018. China lanzará un mercado a nivel nacional el año próximo.

Un 29% de las mayores empresas mundiales que cotizan en bolsa -un panel de 1.000- utilizan a nivel interno un precio del carbono para evaluar sus inversiones.

– 100% renovables

Algunas grandes ciudades lanzan planes de acción para convertirse en territorios 100% renovables: Barcelona apuesta por lo solar y las redes urbanas de calefacción, Fráncfort tiene un amplio programa de eficacia energética (renovación, nuevas tecnologí­as) y diez redes de calor. San Francisco, San Diego, Fukushima, Copenhague, Munich, también siguen ese camino.

Grupos como Apple o Ikea están igualmente en camino para consumir una energí­a totalmente verde. Google invirtió más de mil millones de euros en energí­a eólica, solar y biomasa.

– Finanzas verdes

Los bonos verdes para financiar proyectos de vocación ambientalista están en pleno crecimiento: se reunieron 42.000 millones de dólares en 2015 y según Moody’s 80.000 millones este año. Sin embargo, representa apenas menos de un 0,5% del mercado mundial de la deuda.

SEÑALES NEGATIVAS

– Demasiado carbón

Se están construyendo 350 GW de capacidades eléctricas a partir del carbón y 930 en proyectos, según CoalSwarm, cifras incompatibles con el objetivo de 2°C de calentamiento del planeta. A fines de 2015, Australia dio luz verde a la extensión de una mina del gigante Rio Tinto. El 40% de las plantas de carbón estará operativo después de 2020.

En sentido contrario, el consumo bajó en 2015 en los paí­ses del G20 (-2,5%), y aún más en China (-3,7%), que concentra la mitad del carbón utilizado en el planeta.

– Los fósiles subvencionados

Cada año, las subvenciones otorgadas a las energí­as fósiles (deducciones fiscales, respaldo a la actividad petrolera, etc) alcanzan 500.000 millones de dólares, según la OCDE y la AIE.

– El ártico sigue amenazado

Aunque muchos petroleras renunciaron a las prospecciones por los precios muy bajos del barril, Noruega atribuyó en mayo licencias a 13 compañí­as petroleras.

– Trudeau respalda un controvertido oleoducto

El primer ministro canadiense respaldó públicamente un controvertido proyecto de un oleoducto de mil kilómetros en el oeste de Canadá.

– El sector aéreo

Un acuerdo internacional concluido en octubre prevé limitar las emisiones del tráfico aéreo pero a partir de 2021 y fundamentalmente a través de una compensación de las emisiones, más que de una reducción.

– Siderurgia y transporte marí­timo rezagados

La siderurgia (7% de las emisiones mundiales) no redujo estas emisiones desde hace diez años y el transporte marí­timo (2,8%) carece de un plan de acción.

Fuente: EcoDiario.es

About admin

Te puede Interesar

COP28 concluye con un llamado a “alejarse” de los combustibles fósiles, donde la ONU afirma que la eliminación es inevitable

“A quienes se opusieron a una referencia clara a la eliminación progresiva de los combustibles …

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *