Home / Ambiente / Comunicado emitido por “Vive Curacautí­n” y organizaciones locales por estado proyectos hidroeléctricos en la zona

Comunicado emitido por “Vive Curacautí­n” y organizaciones locales por estado proyectos hidroeléctricos en la zona

El presente comunicado tiene como propósito entregar a la ciudadaní­a de Curacautí­n una actualización del estado de los proyectos energéticos, y otros, que pretenden emplazarse en el territorio de la comuna.

1.- Central Hidroeléctrica Doña Alicia:

a) El 02 de abril del año en curso, la Comisión de Evaluación, Región de la Araucaní­a, presidida por el Intendente Francisco Huenchumilla, rechazó por 8 votos contra 3, el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto.

b) De acuerdo a lo establecido por la ley, el titular del proyecto presentó un recurso de reclamación ante el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad del Servicio de Evaluación Ambiental.

c) El 16 de junio se admitió a trámite dicho recurso de reclamación.

d) Actualmente, se está a la espera que el Consejo de Ministros agende la revisión del proyecto y resuelva acoger o rechazar la reclamación presentada por Doña Alicia.

e) La empresa en cuestión ha solicitado, además, ser recibidos por el alcalde y el concejo municipal con el propósito de exponer, nuevamente, los “beneficios” de Doña Alicia para Curacautí­n, e invitarlos a conocer en terreno, un proyecto similar (C.H El Diuto), ubicado en la ciudad de Los íngeles, camino a Antuco en el rí­o Laja. Aún no hay respuesta de parte del Municipio.

2.- Central Hidroeléctrica El Agrio Hidro Spa:

a) Central que producirá 2,6 MW y se ubicará cercana al Túnel Las Raí­ces, donde captará las aguas del rí­o Agrio, que es afluente del rí­o Cautí­n. La distancia entre el punto de captación y restitución de las aguas será de 3,2 km, medidos en lí­nea recta, por lo tanto, el tramo real afectado del rí­o será mayor, dejándolo sólo con el escaso caudal ecológico.

b) El titular de este proyecto adquiere los derechos de aprovechamiento de aguas, de uso no consuntivo, sobre el Rí­o Agrio y otro sobre un Estero sin nombre, por compra que hizo a José Emilio Chahí­n Sarah, anterior titular de estos derechos.

c) Esta central está dentro de la categorí­a de aquellas que producirán menos de 3 MW, por lo tanto, la ley no les exige un estudio de impacto ambiental, a pesar de que fragmentan los rí­os en tramos considerables impactando y degradando, de igual forma, los ecosistemas aledaños.

d) Los empresarios llegaron a acuerdos económicos con los dueños de los predios por donde pasará el acueducto, lo que facilitó aún más el desarrollo del proyecto.

e) Actualmente, y como no existen instancias legales que permitan frenar esta central, los empresarios dueños, están materializando el levantamiento topográfico del trazado por donde emplazarán el acueducto. En el sector ya se encuentran ubicadas las tuberí­as para dar inicios a los trabajos.

3.- Central Hidroeléctrica El Pintoresco:

a) Se ubica cercano al sector Independiente La Palma -camino al Parque Conguillí­o- es de propiedad de la Sociedad Inversiones Yagán S.A., quienes compraron a Fuad Chahí­n Said, en agosto del 2013, los predios donde emplazarán sus obras.

b) Generará 1,4 MW, tomará las aguas de dos esteros de la zona, entre ellos el estero Pintoresco, afectándolo a lo largo de 2,3 km entre su punto de captación y restitución. La superficie total del proyecto contempla 4,03 Ha.

c) Como el proyecto generará una cantidad de energí­a inferior a 3 MW, no está obligada a evaluarse ambientalmente. Sin embargo, no consideró consulta a las comunidades mapuche que habitan en la zona e, independientemente, de que se emplazará en terrenos privados, el titular no reparó de que muchas de las actividades propias de la cultura Mapuche se realizan alrededor de estos cursos de aguas (recolección de hierbas, frutos silvestres, rogativas, etc.). Los esteros afectados son, además, afluentes hacia rí­os principales de la zona.

d) En el mes de diciembre del 2014, la fuerte oposición por parte de las comunidades mapuche ancestrales de la zona y de la ciudadaní­a, obligó a la empresa a retirar del sector los materiales para la construcción del acueducto.

e) Actualmente, el proyecto se encuentra paralizado por sus dueños.

4.- Central Hidroeléctrica Alto Cautí­n

a) De propiedad de la empresa Rí­o Blanco, cuenta con su resolución de calificación ambiental aprobada desde el año 2006, sin embargo, aún no comienza su construcción.

b) La central quedará emplazada a unos 7 km. al sureste de la localidad de Curacautí­n, próximo al sector de Lefuco, aguas abajo del proyecto C.H. Doña Alicia.

c) El proyecto consiste en la construcción y operación de una central hidroeléctrica de pasada, de 6 MW de capacidad, la que utilizará las aguas del rí­o Cautí­n para su funcionamiento, fragmentándolo en un tramo aproximado de 3 km.

5.- Central Hidroeléctrica Hueñivales

a) Pertenece a la empresa Energí­a Llaima de propiedad del grupo Claro y está, ad portas, de presentar al SEA los estudios de impacto ambiental.

b) Se pretende emplazar en el rí­o Cautí­n, inmediatamente aguas abajo del proyecto Central Hidroeléctrica Alto Cautí­n y comprometerá un tramo del rí­o no menor a 3 km.

c) Esta empresa ha demando judicialmente a vecinos del sector, con el propósito de que se le otorgue servidumbre para emplazar sus obras de acueducto y han recurrido a prácticas de lobby con empresarios de Curacautí­n -entre ellos AGRIGAMA, Cámara de Comercio Turismo y Otros AG.- a quienes se les ha ofrecido participación del negocio a cambio de que éstos influyan evitando la oposición ciudadana.

d) Esta empresa invitó a concejales de la comuna a conocer su proyecto en terreno, lo cual, se materializó hace un par de meses atrás.

6.- Central Hidroeléctrica Salto La Paloma

a) Este proyecto se pretende emplazar en el salto homónimo, sector de Malalcahuello. Se encuentra en etapa de prefactibilidad y, en caso de materializarse, se ubicará en terrenos del señor José Emilio Chahí­n, quien además, posee los derechos de agua para desarrollarla.

b) Corresponderí­a a una central menor a 3 MW, por lo que no deberá presentar estudios o declaraciones de impacto ambiental para instalarse.

7.- Embalse La Mula

a) En reunión realizada el dí­a 18 de noviembre del 2014, Patricio Aguirre Adaros, Director de Obras Hidráulicas, Región de la Araucaní­a, descarta la construcción de embalses en la zona, por lo menos hasta el año 2022. Aseveración que menciona estar garantizada e indicada por la Sra. Michel Bachelet Jeria, actual Presidente de la República de Chile, y por los ministerios involucrados.

b) El 17 de febrero del año en curso, se anuncia por los medios de comunicación, que el plan del actual gobierno es construir 19 embalses en las zonas más afectadas por la falta de lluvia desde Coquimbo hasta La Araucaní­a. Dentro de esta planificación territorial, se menciona para la Región, el Embalse Cautí­n, que postularí­a a factibilidad a partir del 2022, con un volumen de 142 hm3.

c) Por lo anterior, no se descarta la amenaza de un embalse en la zona, sobre todo, porque en el año 2012 la empresa consultora ARCADIS definió y evaluó siete alternativas y que, de acuerdo a estudios geológicos, se jerarquizaron en: tres como buenas –sectores Blanco, Malalcahuello y La Mula- dos como regulares -sectores Manzanar y Dillo- y dos como malas. La alternativa Dillo, ubicada al norte de Curacautí­n, tendrí­a un volumen de embalse máximo de 130 hm3, similar al mencionado por el gobierno. No obstante, no tenemos certeza en dónde se pretende emplazar el embalse.

8.- Rechazo Mapuche y criminalizaciones a comuneros defensores territorio

En el marco de todos estos proyectos, las comunidades Mapuche ancestrales de la zona se han expresado en contra de todos ellos. Su participación y protagonismo permanente en actos ciudadanos ha derivado en la formalización de tres de sus dirigentes, acusados por funcionarios de la 5ta Comisarí­a de Curacautí­n, quienes mediante denuncias al Ministerio Público, solicitaron requerimiento en procedimiento simplificado, con penas de 300 a 540 dí­as de cárcel, en contra de Juan López, Juan Huenuhueque y Alberto Curamil, por hechos acontecidos en el mes de abril en la carretera que conecta dicha comuna con Lonquimay, cuando ciudadanos y comunidades mapuche protestaban en contra de C.H. Doña Alicia.

Por lo anterior señalamos:

Nuestro rechazo irrefutable a todos los proyectos que pretenden irrumpir, alterar y destruir nuestra riqueza natural.

No aceptamos que la degradación ambiental en terrenos de privados sea legí­tima, y que se ampare en una legislación deficiente.

Con profunda convicción concebimos que los bosques, rí­os, lagos y montañas no tienen dueños.

Estos proyectos fragmentan y deterioran los ecosistemas. El caudal ecológico, que señalan dejar, provoca impacto y degradación paulatina y permanente sobre la flora y fauna ribereña. No nos convencerán de lo contrario.

No existen proyectos pequeños o grandes cuando se trata de afectar nuestros rí­os, esteros y lagos. Esta tipificación sólo ampara la destrucción de los ecosistemas y permite que estas empresas proliferen en la zona, argumentando, falsamente, bienestar y crecimiento económico de sus habitantes. Estas empresas no generan más trabajo, ni siquiera tributan en la comuna donde se emplazan.

Es necesario e importante señalar, que los titulares de estos proyectos que están irrumpiendo en nuestra comuna, abordan estrategias de negociación individual, con particulares de diferentes sectores empresariales, para persuadirlos de no oponerse y, por el contrario, favorecer su implementación, lo cual, resulta en una práctica empresarial poco ética, pues atenta contra los intereses mayores, que se relacionan a la preservación de los ecosistemas y el bienestar de los pobladores.

Esta forma de operar, genera conflicto e incertidumbre entre los vecinos afectados y altera nuestros intereses y proyecciones de vida.

La información aquí­ entregada ha sido recopilada y redactada por ciudadanos naturales, que viven en Curacautí­n, que no pertenecen ni representan a ninguna agrupación ambientalista, cultural o postura polí­tica. El objetivo de difundir lo señalado es, que otros ciudadanos de la comuna se informen de lo que está ocurriendo, que puedan generar opinión y tomar sus propias decisiones. Necesitamos curacautinenses comprometidos con su comuna, que no teman expresar su postura y que defiendan su derecho a decidir cómo quieren que crezca y se desarrolle Curacautí­n. Los ciudadanos estamos cansados de que los polí­ticos y empresarios sólo busquen satisfacer sus propios intereses, y con ello se adueñan, dí­a a dí­a, de nuestros bosques y rí­os.

No desistiremos en la legí­tima defensa por nuestra biodiversidad y en nuestro compromiso por protegerla y preservarla de intereses egoí­stas.

Curacautí­n necesita y quiere crecer como una comuna turí­stica, y ser reconocida por sus paisajes y riqueza medioambiental. Nuestro territorio cuenta con parques y reservas nacionales, volcanes, bosques milenarios, rí­os, lagos, y por ello hemos sido catalogados como Reserva de la Biósfera por la UNESCO. No queremos convertirnos en la comuna de las centrales hidroeléctricas.

Hacemos un llamado a la ciudadaní­a a estar atentos y participar de las convocatorias y reuniones que se realicen en defensa de nuestra comuna y en contra de todo proyecto que pretenda irrumpir en nuestras vidas, explotando nuestras bellezas naturales y cambiando con ello, radicalmente, nuestra misión y visión de desarrollo.

La responsabilidad de crear una sociedad más justa está puesta ahora en manos de cada uno de nosotros. Nadie sobra, todos sumamos.

¡CURACAUTíN NO SE VENDE!

Equipo Comunicaciones Mapuche

About admin

Te puede Interesar

Compaña “Seguro Más Bueno” de Fundación Las Rosas

Contrata el seguro obligatorio 2020 vía web y ayuda a una persona mayor. Al comprar …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *