Home / Economí­a / Corrupción y desigualdad social dos males gemelos

Corrupción y desigualdad social dos males gemelos

Por Braulio Moro

“La desigualdad social y la corrupción sistémica son como hermanas gemelas: actúan y se refuerzan recí­procamente. Favorecen la decepción de las personas que no creen más en su clase polí­tica, creando así­ un ambiente favorable para polí­ticos populistas”, afirma Transparencia Internacional en su informe sobre la percepción de la corrupción en el mundo 2016.

Para su informe Transparencia puso sus reflectores en 176 paí­ses, 8 más que en 2015. Los resultados son por demás preocupantes. Son más los paí­ses que descendieron en su notación que los que mejoraron su posición en el Indice de percepción de la corrupción.

De acuerdo con la ONG, esa relación resulta de la oposición entre los sectores de la población en todo el mundo que tienen ingresos muy bajos, mientras que hay una minorí­a con enorme poder y grandes ingresos.

“Lo que estamos viendo es que hay una especie de cí­rculo vicioso en donde en la medida que unos pocos acceden a más poder y tienen capacidad de entrar a los gobiernos, financiar la polí­tica e influenciar sus decisiones, su voz será más fuerte y va estar más a favor de proteger sus propios intereses a costa de la mayorí­a que tiene menos. Y una vez que están en el poder desde luego pueden abusar de él”, apunta Alejandro Salas, director para las Américas de Transparencia Internacional.

El año 2016 ha resultado “prolí­fico” en términos de los casos de corrupción que en todo el mundo han provocado debates, estupor y descontento.

Uno de los más sonados fue el destape del caso Odebrecht, el gigante de la construcción con sede en Brasil que ha salpicado de decenas de polí­ticos en Brasil y extendido su tentacular capacidad de corrupción a otros paí­ses del subcontinente.

Ese es el caso más sonado de América Latina, pero el problema es que, en general, la región sigue mostrando bajos í­ndices de probidad y sus polí­ticos gozan de gran impunidad.

En efecto, según Transparencia once paí­ses de la región retrocedieron en su posición, 4 permenecieron sin cambios y sólo 4 registraron una mejorí­a.

El caso Odebrecht muestra dos cosas: “Por un lado constituye un enorme daño para la población pues afecta sus vidas, y por otro lado muestra que hay una dimesnión transnacional. Hasta ahora hay nueve paí­ses latinoamericanos vinculados al escándalo Odebrecht donde se pagaban sobornos y existí­a una corrupción sistemática”, subraya Salas.

De manera más general y sin quitar esa región, cabe destacar que Uruguay (lugar 21), Chile (24) y Barbados (35) son los mejor ubicados entre los 176 paí­ses que incluye la clasificación.

En el polo opuesto Venezuela (lugar 166), Haiti (159), Nicaragua (145) o México (123) aparecen entre los últimos.

El caso de México es aleccionador: Los gobernadores roban cientos de millones de dólares, las empresas públicas son literalmente saqueadas, el presidente y su esposa son acusados de favoritismo y manejos turbios… Se dictan reglas, pero de poco sirven. “Promesas incumplidas, justicia que no responde y escándalos frecuentes explican porqué México perdió 5 puntos en la clasificación del í­ndice global”, apunta el especialista.

Europa tampoco escapa a esa lógica aún cuando 7 de los primeros 10 paí­ses de la lista de 176 que tienen la mejor calificación son europeos. Resonantes escándalos surgieron en Polonia, Hungrí­a, España, por no citar sino algunos ejemplos.

Transparencia Internacional destaca el riesgo que por causa de la percepción que las personas tienen de sus polí­ticos, acaban votando o llevando al poder a personajes populistas que ofrecen limpiar el sistema, como recién ha sucedido con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

mapa_mundial_transparencia_internacional_enero2017

Fuente: RFI

About admin

Te puede Interesar

CPLT por municipios cuestionados: “Todo atisbo de corrupción debe cortarse de raíz y sancionarse duramente”

Un llamado a los alcaldes a poner foco y avanzar en materia de transparencia en …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *