Home / Ambiente / En medio de la pandemia global por el COVID-19, termina período de consulta por Mesa Nacional del Agua con fuerte crítica de ambientalistas

En medio de la pandemia global por el COVID-19, termina período de consulta por Mesa Nacional del Agua con fuerte crítica de ambientalistas

El pasado mes de abril terminó el periodo de consulta nacional ciudadana convocada por la mesa nacional del agua, pero ¿Quiénes la han convocado? ¿Qué objetivos y alcances tiene?, son parte de las preguntas claves que nos hacemos las organizaciones medio ambientales, como “Aguas Libres Villarrica”.

Tras analizar el informe de la MESA NACIONAL DEL AGUA (MNA) y la posterior consulta web publicada por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), consideramos necesario expresar nuestra posición ante la ciudadanía, haciendo una reflexión acerca de nuestra relación con el agua, la importancia de este proceso de consulta y su aporte a la protección de este vital elemento.

Como punto de partida, reconocemos en forma explícita que EL AGUA NO ES UN RECURSO COMERCIAL, EL AGUA ES LA ESENCIA DE TODA LA VIDA EN NUESTRO PLANETA Y DE NOSOTROS MISMOS. Este reconocimiento tiene implicancias profundas en el entendimiento no solo de los problemas que estamos teniendo con la disponibilidad y uso del agua, sino también respecto de cómo nos hemos relacionado con nuestro planeta y cómo haremos los cambios que se requieren para encaminarnos -en medio de una crisis global agudizada por el cambio climático- hacia las soluciones que buscamos en el corto, mediano y largo plazo.

Desde esta perspectiva, por supuesto que el tema AGUA nos parece central y urgente para el presente y futuro de nuestro país y a nivel global, y concordamos con dicha mesa en que no podemos eludir un diálogo abierto y plural. No obstante, una de las falencias de esta mesa ha sido la escasa representación de la sociedad civil. La profunda crisis del agua en Chile exige garantizar la más amplia participación, incorporando a las organizaciones medioambientales, a las mujeres, a los pueblos originarios, a lxs científicxs y, por cierto, a lxs ciudadanxs más afectadxs.

Creemos también que los temas abordados por la mesa del agua son relevantes, la SEGURIDAD HÍDRICA, la CALIDAD de las aguas y el MARCO LEGAL, sin embargo el informe pone énfasis en estrategias para el aseguramiento productivo y la necesidad de implementar INFRAESTRUCTURA HÍDRICA PARA EL APROVECHAMIENTO DEL RECURSO –términos ampliamente repetidos en los documentos- y que sitúan al AGUA como un insumo más de una cadena productiva, pero sin destacar que su acceso constituye un derecho humano ni hacerse cargo de la contaminación y degradación de las cuencas que producen dichas cadenas productivas.

Asimismo, extrañamos en los contenidos de la mesa la mención al valor social y cultural del AGUA y al estrecho vínculo que históricamente ha tenido el AGUA con la tierra, el medioambiente, las comunidades y los pueblos originarios. Del mismo modo, al referirse al MARCO LEGAL, elude abordar aspectos que generan amplios cuestionamientos en el país, como son la propiedad y el saqueo del AGUA, desconociendo que estos gravísimos problemas se han originado a partir de la Constitución de 1980 y del Código de Aguas de 1981.

La consulta web, por su parte, del todo relevante para recoger la opinión y las demandas de la ciudadanía ante decisiones que sin duda nos involucran, no ha sido publicitada ampliamente, no ha estado siempre disponible, es totalmente insuficiente como mecanismo de participación ciudadana vinculante y presenta el mismo sesgo en sus contenidos antes mencionados, por lo que creemos que es de escaso aporte y no puede considerarse como un mecanismo válido para la toma de decisiones.

Si hay algo que la pandemia del COVID-19 vino a alertar en estos meses, es sobre las implicancias mundiales que tienen muchas de nuestras decisiones y conductas, y lo esencial que es contar con acceso al agua para evitar su propagación. Ya en el pasado hemos soslayado hacernos cargo de las consecuencias de un modelo de “desarrollo” extractivista extremo y agresivo con la naturaleza, y ahora estamos sufriendo a nivel planetario por el cambio climático, las sequías generalizadas y la falta de agua dulce y limpia.

¿Cuántas veces la falta de agua, más que el COVID-19, causa la muerte y enfermedades graves?, ¿Dónde podríamos vivir si no tenemos agua?, ¿Regaremos nuestros alimentos con riles de pisciculturas, de industrias o de plantas de tratamiento? Estas preguntas tan simples, pero profundas, nos motivan a articularnos y trabajar en torno al resguardo del AGUA.

Finalmente, como Aguas Libres Villarrica, sostenemos que el AGUA es un tema de lo más relevante a abordar en el marco del proceso constituyente, y declaramos la necesidad de UNA NUEVA CONSTITUCIÓN QUE CONSAGRE EL AGUA COMO UN DERECHO HUMANO Y DE LA NATURALEZA, que permita la sustentabilidad de los ecosistemas y de nosotros mismos como parte de ellos.

Villarrica, 05 de mayo del 2020.-

Aguas Libres Villarrica

About admin

Te puede Interesar

Pandemia del COVID-19 pone en riesgo la integralidad de la Agenda 2030 debido al dispar avance de los ODS, advierte Alicia Bárcena

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó en un panel de alto nivel sobre la …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *