Home / Magazine / Falleció Stan Lee, el genio creador de cientos de los superhéroes que admiramos y seguimos desde niños

Falleció Stan Lee, el genio creador de cientos de los superhéroes que admiramos y seguimos desde niños

La figura de Stan Lee (1922-2018) cambió para siempre la historia del cómic de superhéroes, pero su legado siempre ha estado bañado de ciertas leyendas urbanas, supuestas disputas y muchas intrahistorias. Las ponemos en negro sobre blanco gracias sus biografías y entrevistas.

Stan Lee ha fallecido este lunes a los 95 años. Con él se va el nombre propio que más ha aportado al cómic de superhéroes tal y como lo conocemos y a la monumental industria del entretenimiento que hoy es Marvel y su Universo Cinematográfico. De su cabeza, junto con otros creadores, salieron personajes como Spider-Man, Iron-Man, Los 4 Fantásticos o Black Panther. Y así podríamos seguir con una lista que supera la centena.

Nacido en una familia de inmigrantes judíos y curtido durante su infancia en la Gran Depresión, Lee consiguió hacerse con un hueco en el mundo del cómic para cambiarlo desde dentro desde muy joven. Después, con el imperio de sus ideas ya desplegado por Marvel, se convirtió en ese abuelito gamberro que se colaba en todas las películas por medio de sus cameos. Lee ha conseguido ver crecer sus creaciones hasta un punto donde quizá nunca había imaginado y llegar a generaciones que quedan muy lejos de aquellos años 50 en los que comenzó a guionizar viñetas. Y ese carácter universal de creador pero también embajador del cómic, quizá sea su mayor legado.

Sin embargo su carrera, como la de otras muchas grandes personalidades, siempre ha estado cargada de leyendas urbanas, supuestas rencillas con algunos compañeros, y curiosidades que agrandan su historia aún más. La gran mayoría de estas historias son ciertas; otras, no tanto. Aquí repasamos varios hechos geniales asociados al enorme Stan Lee ciñéndonos a lo que ha contado en entrevistas o en sus biografías.

Comenzó escribiendo obituarios de personas vivas

Stan Lee nació en Nueva York en 1922 con el nombre de Stanley Martin Lieber. Hijo de inmigrantes judíos de origen rumano, su familia tuvo que bregar con la crisis económica del tiempo de entreguerras y sí, en ese tiempo, el joven Stanley aceptó un trabajo para Associated Press con 17 años escribiendo obituarios de personas vivas, una práctica habitual en el periodismo para prevenir tener información cuando alguien muere (aunque suene macabro, seguramente habría unos cuantos escritos sobre Lee por su elevada edad).

Lee siempre quiso escribir y vio en este empleo una buena forma de iniciarse, según contó en una entrevista en 1992. Sin embargo, se acabó “cansando de escribir como si estuviera muerta sobre gente que seguía viva”. Unos pocos meses después acabó entrando en Timely Comic, la futura Marvel, dirigida entonces por Martin Goodman, marido de una prima del futuro cocreador de Spider-man. Posteriormente Lee declaró que “quien tiene su obituario escrito antes de morir es porque ha tenido éxito, y que él se alegraba de saber que seguramente muchos medios tendrían preparado el suyo”. Humor, como vemos, nunca le faltó.

La eterna disputa sobre la creación de Spider-Man

Esta es una de esas historias que solo se pueden evaluar como lo que son: varias versiones enfrentadas en la cual seguramente todos tenga su parte de razón. Oficialmente Spider-Man fue creado por Stan Lee y Steve Ditko para hacer su primera aparición en 1962.

Es conocido también que en primer lugar Lee acudió a Kirby, uno de los creadores de Capitán América y su compañero al dibujo habitual, para la creación del personaje. Sin embargo, el diseño de Kirby no convenció a Lee, que acabó acudiendo a Ditko, entonces un dibujante al alza, que acabó configurando su imagen final. Durante años Kirby ha acusado en repetidas ocasiones a Lee de ser un editor que se adjudicaba todas las ideas, y Ditko por su parte ha asegurado que aunque Kirby había dibujado 5 páginas de un héroe llamado Spider-man, este no se parecía nada a cómo acabaría siendo el personaje. El propio Ditko intentó zanjar el tema representando cómo sería su Spider-man y el original de Kirby, muy parecido al Capi.

Sin embargo la historia se agranda por culpa de una supuesta máscara amarilla pero muy similar a la de Spidey que se puso de moda en los Halloween de los años 50. ¿Copió de algún lado la idea Lee? ¿Fue pura inspiración? Él ha reconocido inspirarse en un personaje de películas pulp llamado así y que representaba un luchador, pero esta historia quedará siempre abierta y seguramente porque tenga que ser así. A fin de cuentas, en un trabajo creativo entre varias personas, no es justo adjudicar la totalidad del mérito a una sola. Lee fue quien fue gracias a los dibujantes con los que trabajó, y viceversa.

Y el traje falso adjudicado a Kirby y la reconciliación entre este y Lee

Lo que sí es cierto es que desde hace unos años circula por la red el que supuestamente sería el traje original de Spider-man creado por Kirby. Un héroe vestido de rojo con una pistola. Aunque es posible que esto fuera así, el diseño es un montaje creado a partir de un dibujo original de Giant-man. Aunque quede muy bien decir que Spider-man comenzó publicándose con este aspecto para luego tomar el que todos conocemos, lo cierto es que no. Empezó con un traje casi calcado al que vemos llevar ahora a Tom Holland en las películas más recientes.

Eso sí, esta historia de tantas disputas tuvo un final feliz, con Kirby y Lee reconciliándose en la San Diego en Comic-Con de 1993. Kirby moriría más tarde ese año y, después de pedir permiso a la viuda de Kirby, Roz, Lee asistió a su funeral, según se cuenta en Marvel: The Untold Story.

Black Panther y su conexión con el partido de los Panteras Negras

Con el estreno de la película en 2017 corrió la voz de que el personaje de Pantera Negra se inspiraba en el partido del mismo nombre, un grupo activista pro derechos civiles de los afroamericanos en los años 60. Sin embargo, es anterior. Black Panther fue presentado en uno de los cómics de Los 4 fantásticos en julio de 1966 mientras que la fundación del Partido de la Pantera Negra fue en octubre de ese mismo año. Sí que es cierto que el logotipo que mostraba un felino negro ya fue mostrado por la organización predecesora del partido, el grupo estudiantil Organización de la Libertad del Condado de Lowndes. Lee ha asegurado en varias ocasiones que no tomó como referencia este germen del partido -que posiblemente no conociera- y cuesta pensar que en solo tres meses el personaje tomara relevancia como para inspirar también a los activistas. Eso sí, que hoy tenga un punto de unión no deja de ser una bonita coincidencia.

En 1972, debido al auge de algunas acciones vandálicas por parte del partido y la mala prensa que atesoraba en la conservadora sociedad norteamericana, Marvel decidió cambiar el nombre a T’Challa para llamarlo ‘Leopardo Negro’. El nombre apenas duró unos números por su escaso éxito.

Iron Man tuvo una ridícula nariz por culpa de un despiste de Lee

Esta historia está avalada en el libro ¿Fue Superman un espía? Y otras leyendas urbanas asociadas al cómic, de Brian Cronin. En él se da por buena la leyenda urbana que decía que Stan Lee ordenó ponerle nariz a la máscara de Iron Man para después pedir a los meses que se la borraran por ser una estupidez.

Al parecer, todo esto ocurrió en 1974, cuando Marvel pasaba por pleno apogeo creativo y Lee fue promocionado para hacerse cargo de todo el peso editorial de la compañía. Lee debía supervisar cada portada, un trabajo para el que no estaba acostumbrado, y en una de esas labores rutinarias que después detestaría se fijó en que la máscara de Iron Man era demasiado ajustada para que no se marcara una nariz. Y claro, como lo dijo Stan, los dibujantes pusieron aquella nariz… Solo que unos meses después el propio Lee apareció diciendo que qué hacia esa nariz allí sin recordar que había sido él el que lo había propuesto.

Hulk iba a ser originalmente gris

Muchos aficionados al cómic saben que Hulk fue originalmente gris en su primer número, pero no es tan conocida la causa que le acabó dando ese tono verde. En los sesenta se buscaba ahorrar al máximo en los costes de los cómics, y durante la impresión de Hulk Lee recibió una llamada en la que se le decía que no iba a ser posible mantener el color grisáceo bajo el mismo precio pero, que, con la misma técnica, sí que podían mantener el azul o el verde. Finalmente, se optó por este último.

Lee pensaba en dejar los cómics nada más debutar

Aunque hoy lo damos por inimaginable, Lee no tuvo nada claro querer dedicarse a los cómics de por vida. Ya en su debut en el número 3 de Capitán América (1941), decidió usar un pseudónimo para preservar su nombre para una novela, su gran aspiración, según se cuenta en Stan Lee: El hombre detrás de Marvel, una de sus más recientes biografías. Aquel pseudónimo, como te puedes imaginar es Stan Lee, que después inscribiría como su nombre oficial, dejando a un lado el Stanley Martin Lieber con el que nació.

La supuesta inspiración de DC sobre Lee y Marvel

Posteriormente, y ya asentado en su labor como Editor jefe de Marvel, Lee volvió a tener una nueva crisis sobre si de verdad estaba a gusto escribiendo cómic. Al parecer, tenía la noción de que lo que estaba haciendo era un entretenimiento menor para niños. En aquella época, los comienzos de los 60, los cómics pasaban una mala época por el aumento de la censura, y aquí la historia cuenta que fue su esposa, Joan, la que le convenció para que si quería dejar los cómics, escribiera antes la historieta que él quisiera hacer. De ahí saldrían Los 4 Fantásticos, la primera familia de superhéroes que mezclaba problemas cotidianos con superpoderes y que sería el germen de todo el universo creado por Lee.

En el nacimiento de Los 4 Fantásticos confluye además otra historia a medio camino de la leyenda urbana y el hecho documentado. Según se cuenta en Marvel: The Untold Story, Martin Goodman, jefe de Marvel y Jack Liebowitz, su homólogo en DC, estaban una tarde de 1961 jugando al golf cuando Liebowitz le comentó a su competidor -que entonces no parecía serlo tanto- lo bien que estaba funcionando a nivel de ventas La Liga de la Justicia. Este mismo relato dice que Goodman llamó ese mismo día a Lee para que creara un grupo de superhéroes que dio lugar a L4F. Otra cosa distinta es si el productor desarrollado por Lee se pareciera a la JLA en algo más además de ser un grupo, ya que el Universo de Marvel tiene lugar en un mundo real (Nueva York vs. Metrópolis o Gotham) y con personajes que a menudo entrelazaban sus historias con aspectos cotidianos.

Fuente: HiperTextual.com

About admin

Te puede Interesar

Estudiantes de Odontología de la U. Mayor realizaron actividad de prevención del cáncer oral en el centro de Temuco

En la ciudad de Temuco estudiantes de 3° año de la carrera de Odontología de …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *