Home / Economí­a / Los convenios colectivos contribuyen a la lucha contra la desigualdad, según la OIT
© Clarence Elie-Rivera / DC37

Los convenios colectivos contribuyen a la lucha contra la desigualdad, según la OIT

La negociación colectiva desempeñó un papel crucial durante la pandemia y puede constituir un medio eficaz para que empleadores y trabajadores aborden los nuevos desafíos que están afectando al mundo del trabajo.

GINEBRA (OIT Noticias) – La negociación colectiva puede promover la igualdad y fomentar la inclusión, según un nuevo informe de la OIT, el primero de una serie de informes emblemáticos sobre el diálogo social.

Cuanto mayor es la cobertura de los empleados por los convenios colectivos, menores son las diferencias salariales, dice el informe (Resumen: Informe sobre el Diálogo Social 2022: La negociación colectiva en aras de una recuperación inclusiva, sostenible y resiliente ), que se basa en una revisión de los convenios colectivos y las prácticas en 80 países con diferentes niveles de desarrollo económico y los marcos legales y reglamentarios en 125 países. La negociación colectiva -el proceso de negociación voluntaria entre uno o varios empleadores (o sus organizaciones) y una o varias organizaciones de trabajadores- puede reducir eficazmente la desigualdad salarial, ya sea en una empresa, un sector o una industria.

La negociación colectiva también puede contribuir a reducir las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Más de la mitad (59 por ciento) de los convenios colectivos examinados por el estudio de la OIT reflejan un compromiso conjunto de los empleadores o de sus organizaciones y de las organizaciones de trabajadores (en particular, los sindicatos) para abordar la desigualdad de género garantizando la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, previendo permisos parentales y familiares y abordando la violencia de género en el trabajo.

Según el informe, más de un tercio de los empleados (el 35%) de 98 países tienen sus salarios, su tiempo de trabajo y otras condiciones laborales fijadas por negociaciones colectivas autónomas entre un sindicato y un empleador o una organización de empleadores. Sin embargo, existe una considerable variación entre los países, que va desde más del 75% en muchos países europeos y Uruguay hasta menos del 25% en aproximadamente la mitad de los países de los que se dispone de datos.

Papel en mitigar el impacto de la crisis de COVID-19

La negociación colectiva ha desempeñado un papel importante en la mitigación del impacto de la crisis de COVID-19 sobre el empleo y los ingresos, ayudando a amortiguar algunos de los efectos sobre la desigualdad y reforzando al mismo tiempo la resistencia de las empresas y los mercados de trabajo al apoyar la continuidad de la actividad económica, explica el estudio.

La adaptación de las medidas de salud pública y el refuerzo de la seguridad y la salud en el trabajo (SST) en el lugar de trabajo, junto con las bajas por enfermedad pagadas y las prestaciones sanitarias previstas en muchos convenios colectivos, han contribuido a proteger a millones de trabajadores.

Los convenios colectivos firmados para facilitar el teletrabajo COVID-19 están evolucionando hacia marcos conjuntos más duraderos para las prácticas de teletrabajo e híbridas decentes. Abordan cuestiones como los cambios en la organización del trabajo, la formación adecuada y los costes relacionados con el teletrabajo. Algunos abordan la ciberseguridad y la protección de datos.

Varios convenios “re-regulan” el tiempo de trabajo, afirmando los periodos de descanso a través del derecho a la desconexión, fijando los días y horas en que un empleado debe estar localizable, por un lado, y aumentando la autonomía y el control de los trabajadores sobre sus horarios de trabajo, por otro. Los convenios colectivos también abordan la inclusión e integración en la plantilla de los trabajadores fuera y dentro de la empresa, así como la igualdad de oportunidades. Además, los esfuerzos de los empresarios y los trabajadores proporcionaron a los países la capacidad institucional para absorber, adaptar y transformar.

“La negociación colectiva ha desempeñado un papel crucial durante la pandemia a la hora de forjar la resiliencia, protegiendo a los trabajadores y a las empresas, asegurando la continuidad de los negocios y salvando puestos de trabajo e ingresos. Ha proporcionado un medio eficaz para que los empleadores y los trabajadores se pongan de acuerdo sobre soluciones inclusivas a las preocupaciones o desafíos compartidos y mitiguen los efectos de las crisis actuales y futuras en la economía, las empresas y los trabajadores”, dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder.

Una herramienta esencial para lograr una recuperación centrada en las personas

La negociación colectiva será una herramienta esencial para afrontar los cambios fundamentales que están afectando al mundo del trabajo. En vista del rápido crecimiento de las diversas modalidades de trabajo -incluyendo el trabajo temporal, a tiempo parcial y de guardia, las relaciones laborales multipartitas, el trabajo autónomo dependiente y, más recientemente, el trabajo de plataforma realizado en el marco de diferentes relaciones laborales y de empleo-, varios países han adoptado medidas para garantizar el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva para todos los trabajadores, señaló el estudio de la OIT.

Como forma de regulación conjunta, la negociación colectiva puede contribuir de forma importante a la gobernanza inclusiva y eficaz del trabajo, con efectos positivos sobre la estabilidad, la igualdad, el cumplimiento y la resistencia de las empresas y los mercados de trabajo. Para que sea realmente eficaz, es necesario abordar varias prioridades:

Revitalizar las organizaciones de empleadores y trabajadores. Una recuperación centrada en las personas implica que los empresarios y los trabajadores tengan voz en las decisiones y políticas que les afectan. El carácter representativo de las Organizaciones de Empleadores y Empresas (OEEM) y de los sindicatos -tanto por la fuerza de sus miembros como por su capacidad de integrar intereses diversos- es la base de un diálogo social eficaz.

Realizar el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva para todos los trabajadores. En vista de los cambios transformadores que se están produciendo en el mundo del trabajo, es necesario fortalecer las instituciones del trabajo para garantizar una protección adecuada para todos los trabajadores, incluido el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.

Promover una recuperación inclusiva, sostenible y resistente. La negociación colectiva debe abordar la desigualdad y la exclusión, garantizar la seguridad económica, facilitar transiciones justas, lograr la flexibilidad del tiempo de trabajo y mejorar el equilibrio entre la vida laboral y la personal, perseguir una agenda transformadora para la igualdad de género y promover empresas sostenibles.

Apoyar la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El papel de las organizaciones de empleadores y trabajadores es fundamental para alcanzar el Objetivo 8 de los ODS (sobre el trabajo decente y el crecimiento económico) y también puede apoyar otros ODS.

© Clarence Elie-Rivera / DC37

 

Fuente: Organización Internacional del Trabajo, OIT

About admin

Te puede Interesar

SERNAC invita a consumidores y empresas de bienes y servicios a su curso gratuito online

Los interesados en este curso relacionado con los derechos de los consumidores y las obligaciones …