Home / Economí­a / Metro no tiene seguros para estaciones ni trenes

Metro no tiene seguros para estaciones ni trenes

De 139 estaciones, 79 tienen daños y 10 se encuentran totalmente destruidas

Por Claudia Urquieta Ch.

CIPER revisó las licitaciones de seguros del Metro y detectó que no incluyen ni estaciones ni trenes, dos activos que representan la mayor parte de los US$300 millones en daños que sufrió la empresa por los actos vandálicos recientes. La compañía confirmó lo anterior y explicó que ha sido una política histórica no pagar seguros por las estaciones, debido a su alto costo, privilegiando el financiamiento de nuevas líneas.

La empresa Metro confirmó a CIPER que no tiene contratados seguros para sus estaciones, por lo que deberá afrontar con su patrimonio los millonarios daños que dejaron en ellas los actos vandálicos ocurridos al inicio del estallido social que sacude al país desde el viernes 18 de octubre. De esta forma, la mayor parte de los US$300 millones en que se calculan las pérdidas ocasionadas por los desmanes no están cubiertas y significarán una dura merma para la compañía.

A modo de comparación, el plan anunciado este martes por el Presidente Sebastián Piñera para aplacar el descontento ciudadano tiene un costo de US$1.200 millones, según los cálculos hechos por el Ministerio de Hacienda. En consecuencia, las reparaciones que requiere el sistema de trenes metropolitanos equivalen a un 25% de ese monto.

CIPER revisó las bases de licitación de seguros de Metro (para la cobertura 2018-2020) y sus Especificaciones Técnicas, detectando que no se consideraban las estaciones ni los trenes, sino solo edificios donde operan áreas administrativas de la empresa –y el contenido de los mismos–­, cocheras, talleres e instalaciones intermodales (revise aquí la tabla con el detalle de los edificios asegurados).

El lunes pasado CIPER consultó a la empresa por esta situación. La respuesta llegó recién en la noche de este miércoles 23. En ella se indica que los seguros contratados “no incluyen trenes y estaciones, debido a que por el alto costo de las primas y la baja tasa de siniestralidad en toda la historia de Metro, se ha tomado la recomendación de asesores expertos en la materia de no ampliar la estructura de seguros vigentes, lo que le ha permitido a Metro disponer de más recursos para nuevos proyectos y mejoras al servicio”.

En otras palabras, se ha privilegiado invertir el dinero en ampliar la red y no en pagar seguros para las estaciones y los trenes, los que tienen los costos más altos asociados de reparación.

HECHO ESENCIAL

El lunes 21 de octubre, a través de un hecho esencial, la empresa Metro informó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) que los daños causados a las instalaciones por desmanes producidos en el contexto de las movilizaciones sociales que vive el país, se estimaban en unos US$300 millones.

En la comunicación dirigida a CIPER este miércoles, la compañía aseguró que “cuenta con fondos para abordar daños y contingencias propias de la operación”.

En un segundo hecho esencial enviado este miércoles 23 a la CMF, que complementa la información enviada anteriormente, la empresa detalló que tiene seguros contratados por UF 9.905.637 para afrontar incendio de edificios y sus contenidos, entre otras instalaciones. Y, aunque no lo explicitó en esa comunicación dirigida a la CMF, ahora se confirma que estos seguros no están relacionados con infraestructura de estaciones y trenes.

Ex altos funcionarios de Metro ya habían explicado a CIPER que esta es una política que viene desde hace muchos años. A nivel administrativo, y con la anuencia de los distintos directorios que han operado bajo diversos gobiernos, se tomó esta opción justamente por las altas primas asociadas. En vista de que nunca la red había sufrido ataques como los ocasionados en estos días, se consideró que la mejor opción era ocupar el dinero en nuevas líneas para extender el servicio a los usuarios.

“Siempre hubo una experiencia de que el costo (de los seguros para estaciones y trenes) era muy alto y el daño no era tan grande, así que lo que ocurre hoy día es precisamente la paradoja de que no hay seguros y los daños son enormes. De aquí para adelante la política es una decisión del Estado si se quiere poner este fondo para poder tener un resguardo a futuro”, señalan las mismas fuentes.

Según el balance publicado por La Tercera, de las 136 estaciones que tiene la red de Metro, 79 presentan daños. De estas, diez resultaron completamente destruidas por incendios y otros actos vandálicos. A ellas se suman 11 parcialmente dañadas, 41 con daños múltiples y 17 que requieren reparaciones menores. En cuanto a los trenes, son seis los que tienen algún tipo de desperfecto provocado por la violencia de las protestas.

Fuente: CIPER Chile

About admin

Te puede Interesar

Adiós a la carta: Menús Online entrega soluciones a restaurantes para volver a operar sin contacto

Plataforma creada por emprendedores chilenos aporta a la reactivación del sector restauración en el contexto …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *