Home / Ambiente / Mozambique prohí­be los plaguicidas muy peligrosos

Mozambique prohí­be los plaguicidas muy peligrosos

Mozambique ha adoptado importantes medidas regulatorias para proteger a la población y al medio ambiente, cancelando el registro de 79 plaguicidas muy peligrosos. Trabajando conjuntamente con la Dirección Nacional de Servicios Agrarios, perteneciente al Ministerio de Agricultura, la FAO ayudó a hacer efectiva la prohibición y a promover un enfoque ecosistémico para la gestión de plagas y plaguicidas.

En los últimos diez años, el volumen medio anual de las importaciones de plaguicidas en Mozambique ha aumentado un 500 por ciento. Los plaguicidas agrí­colas se utilizan principalmente en cultivos comerciales como anacardo, tabaco, caña de azúcar, algodón, plátano y hortalizas. El valor anual de las ventas de pesticidas asciende a unos 16,6 millones de USD. Sin embargo, algunos de los productos que se utilizan actualmente son muy peligrosos.

Los plaguicidas muy peligrosos (HHP, por sus siglas en inglés) son productos que pueden entrañar riesgos especialmente agudos o crónicos para la salud humana o el medio ambiente debido a sus propiedades quí­micas inherentes y a su inclusión en sistemas de clasificación internacionalmente aceptados o en tratados internacionales vinculantes relevantes. Además, los plaguicidas que parecen causar daños graves o irreversibles para la salud humana o el medio ambiente de acuerdo a las condiciones actuales de uso en un paí­s, pueden ser considerados muy peligrosos.

La mayorí­a de estos productos ya no están permitidos en los paí­ses desarrollados, donde los productores pueden adquirir nuevos plaguicidas de menor riesgo, incluyendo bioplaguicidas. Generalmente, los pequeños agricultores no están en condiciones de gestionar adecuadamente los riesgos cuando utilizan productos muy peligrosos, ni de evitar la contaminación personal y medioambiental. Como consecuencia, su utilización incontrolada puede conducir a una intoxicación ocupacional.

El Gobierno de Mozambique ha emitido una declaración cancelando la inscripción de muchos plaguicidas que podrí­an entrañar riesgos graves para la salud humana y el medio ambiente con las condiciones actuales de uso. Con esta declaración, el Gobierno demuestra su intención de denegar el registro de plaguicidas similares en el futuro.

El papel de la FAO en la erradicación de los plaguicidas muy peligrosos
En 2006, los paí­ses miembros de la FAO solicitaron ayuda para facilitar la reducción de los riesgos asociados a los plaguicidas, incluyendo la prohibición proactiva de estos productos y la promoción de soluciones alternativas.

Desde entonces, un grupo conjunto de expertos de la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado una lista de criterios para ayudar a identificar los plaguicidas muy peligrosos, y la FAO ha prestado asistencia a varios paí­ses para hacer frente a los riesgos asociados a estos compuestos.

A menudo, la única medida eficaz para reducir el riesgo es prohibir un producto mediante la cancelación de su registro, o bien limitar su disponibilidad a determinados grupos de usuarios especializados que han sido formados -y tienen capacidad- para gestionar los riesgos.

El caso de Mozambique
En Mozambique, el trabajo comenzó en 2012, bajo la dirección del Ministerio de Agricultura de acuerdo con el Ministerio de Coordinación de Asuntos Medioambientales y el Ministerio de Sanidad. Un equipo de expertos escrutó la lista de plaguicidas autorizados y los datos referentes a las importaciones de plaguicidas, preseleccionando 79 productos formulados que contení­an en total 30 ingredientes activos. Muchos de ellos (17 ingredientes activos) no habí­an sido importados durante varios años debido a que ya no se utilizan y por tanto podí­an cancelarse de manera inmediata.

Un estudio de campo llevado a cabo en provincias donde se utilizan pesticidas frecuentemente confirmó que algunos de los productos preseleccionados y actualmente en uso han sido manipulados y aplicados sin un nivel apropiado de protección personal o sin comprender adecuadamente los riesgos que entrañan.

Se canceló la inscripción de estos productos tras consultar a las partes interesadas (representantes de compañí­as de materias primas, industria agroquí­mica, sociedad civil y productores) que evaluaron las consecuencias de su retirada gradual e identificaron soluciones alternativas viables. Nueve ingredientes activos fueron cancelados una vez que se registraron otros productos alternativos con menor riesgo asociado para su uso y comercialización en Mozambique. Se prevé cancelar el registro de los 4 ingredientes activos restantes a finales de 2014.

La FAO continúa trabajando con el Ministerio de Agricultura para ayudar a fortalecer la capacidad de los productores y aprovechar mejor los enfoques ecológicos para gestionar los cultivos y las plagas mediante la conservación de servicios ecosistémicos importantes como, por ejemplo, el control biológico natural.
Fuente: FAO.ORG

About admin

Te puede Interesar

Servicio de Urgencia Adulto del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena se traslada a nuevas dependencias

A partir de ayer jueves 2 de diciembre el Servicio de Urgencia Adultos se traslada …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *