Home / Economí­a / Nodo vitiviní­cola impulsará la competitividad de viñateros del Valle Biobí­o

Nodo vitiviní­cola impulsará la competitividad de viñateros del Valle Biobí­o

La iniciativa irá en rescate del patrimonio agroalimentario del territorio, beneficiando a productores vitiviní­colas de la zona de Yumbel y San Rosendo que implementen Acuerdos de Producción Limpia.

El Comité de Desarrollo Productivo Biobí­o aprobó $42 millones para ejecutar el Nodo Vitiviní­cola “Valle Biobí­o” que impulsará la competitividad y sustentabilidad de los productores que forman parte de la Asociación Gremial de Viñateros de Yumbel. En su mayorí­a, se trata de productores de vino artesanal de uva paí­s quienes trabajarán en implementar estrategias que permitan estandarizar la elaboración de vinos de calidad e innovar en una lí­nea de comercialización a nivel nacional e internacional.

En ese sentido, se desarrollarán nuevos productos que puedan dar mayor valor agregado, tales como un nuevo espumante con sabores frutales endémicos del territorio y algunos ensambles con las cepas uva Paí­s y Malbec que se encuentran en la zona.

El seremi de Agricultura, Rodrigo Garcí­a, explicó que esta iniciativa surge de un acercamiento con los productores del Valle Biobí­o, donde junto al gobernador provincial se analizó apoyarlos en la lí­nea de articular programas de fomento para establecer un plan de desarrollo. “Nuestro interés como Ministerio es apoyar a los viñateros de esta zona. En enero tuvimos una reunión con un grupo que representaba a más de 50 agricultores, pero hay un universo mucho más amplio que, gracias a este nodo, esperamos potenciar. Lo importante es que ellos están realizando un trabajo en forma asociativa y así­ comenzarán a potenciarse como agrupación”, dijo la autoridad.

El apoyo se enmarca en la valoración estratégica que se tiene del sector vitiviní­cola en la región, “uno de los objetivos que esta nueva entidad se ha trazado es impulsar fuertemente la competitividad de sectores prioritarios para la economí­a regional y que se vinculen con la Estrategia Regional de Desarrollo, por lo que varios de los proyectos apoyados este año tienen vinculación con la industria del vino”, explicó Juan Mardones, director ejecutivo del Comité de Desarrollo Productivo Biobí­o.

Iniciativa que está vinculada además con el impulso que se está otorgando a los Acuerdos de Producción Limpia. Según indicó Glenda Montero, secretaria del Comité Regional de Producción Limpia, “se generarán redes que permitan articular a los diferentes actores involucrados -empresas, productores del rubro y sector público- en beneficio de 20 de los 87 productores vinculados con la fabricación de vino artesanal, quienes firmarán un acuerdo que va en esta lí­nea”.

Con el nodo se pretende ir en rescate del patrimonio agroalimentario del territorio que actualmente viene registrando una merma considerable en la productividad y rentabilidad de la agricultura de secano. Esto ha empujado a los campesinos a reemplazar parras por plantaciones de pinos y eucaliptus, con la consecuente pérdida de tradiciones, productos y servicios asociados a las actividades agrí­colas tradicionales.

El proyecto se adjudicó a la Universidad Técnica Federico Santa Marí­a sede Concepción, a través del agente operador intermediario Copeval y tendrá una duración de 24 meses.

OPORTUNIDADES PARA LOS VIÑATEROS

Los productores vitiviní­colas pertenecientes a la Asociación Gremial de Viñateros de Yumbel producen 1.600.000 kilos de uva y poseen una capacidad estimada de producción de 940 mil litros de vino pipeño tradicional, llegando a producir y comercializar 200.000 litros de producción de mosto para vino pipeño de uva paí­s.

El gremio representa a más de 80 familias y con ello aproximádamente 360 habitantes rurales de Yumbel, que en conjunto mantienen alrededor de 257 hectáreas de viñas, que se remontan a las primeras plantas de vid traí­das por los Jesuitas a la zona hace 300 años.

El interés del mercado europeo y norteamericano por los productos gourmet, que en el caso del vino apuntan a una producción más orgánica, natural, libre de componentes artificiales y de sabores livianos, abre interesantes oportunidades en productos diferenciadores en paí­ses como Chile.

El vino fabricado a partir de uva paí­s ha tenido una mejor recepción en este tipo de consumidores por la cantidad de polifenoles que contiene, convirtiéndolo en un bebestible con alto poder antioxidante. Es además una oportunidad para potenciar la producción de espumante a partir de uva paí­s, el que ha tenido buena recepción en un mercado que crece a tasas del 30% anual.

Por otro lado, en el sector vitiviní­cola del Valle Biobí­o no sólo se encuentra la cepa paí­s, además hay presencia de la cepa Malbec, la cual tiene un gran potencial para aumentar el valor de los vinos a través de posibles ensambles o nuevos productos desarrollados a partir del mismo.

nodo_vinos

Por Colombia Ramí­rez Ocampo
Periodista
Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL)
Amanda Labarca 124 Piso 2 (ex A.Gotuzzo)
Fono: (56 2) 26884500
www.cpl.cl
www.produccionlimpia.cl

About admin

Te puede Interesar

Esta semana en Traiguén se constituyó la Asociación Gremial de Viñateros de La Araucanía

Su objetivo es promover el cultivo de viñedos, la producción y comercialización de vinos en …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *