Home / Economí­a / Seguro universal de salud y profundas reformas al sistema de pensiones son parte de los principales acuerdos de las y los chilenos

Seguro universal de salud y profundas reformas al sistema de pensiones son parte de los principales acuerdos de las y los chilenos

Así lo destacan los primeros resultados de “LAS Y LOS 400”, en donde un 86% de acuerdo con terminar con el sistema diferenciado de jubilación de las FF.AA. y el resto de la sociedad; y un 94% de acuerdo en incluir a la salud como un derecho en la nueva constitución, también forman parte de los resultados de este proceso de deliberación pública, mediante el cual 400 personas de todo el territorio, elegidas aleatoriamente, independientes y representativas de todo el país, entregaron sus visiones en torno a dos temas fundamentales: pensiones y salud, dando continuidad a los resultados de la consulta nacional impulsada por las municipalidades en 2019.

El levantamiento de una línea base de opiniones representativas del país y los resultados de un proceso de deliberación pública basado en información balanceada y libre de sesgos, en el que participaron más de 400 personas de todo Chile para abordar dos de los ámbitos de suma relevancia para el país: salud y pensiones, son parte de la primera entrega de resultados de la iniciativa “LAS Y LOS 400: Chile delibera”, instancia convocada por la Fundación Tribu; la Universidad de Chile; el Senado a través de la comisión Desafíos del Futuro y la Asociación Chilena de Municipalidades; con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer y la Embajada de Estados Unidos.

El proyecto, basado en un modelo desarrollado por el profesor James Fishkin, del Centro para la Democracia Deliberativa de la Universidad de Stanford de EE.UU., y quien participó en Congreso Futuro 2020 en el panel Democracia: Encuestas Deliberativas, convocó a través de un sorteo a chilenos y chilenas de todas las regiones del país, a partir de metodologías que aseguraron independencia, transversalidad y representatividad de quienes participaron del proceso.

Entre los principales resultados del proceso se encuentra que el apoyo a la propuesta de reemplazar el actual sistema de pensiones por un sistema de reparto (No+AFP) baja a un nivel neutral; pasando de un 57% a un 47% de la ciudadanía a favor de esta reforma. Junto con lo anterior, se mantienen apoyos muy mayoritarios a reformas profundas al funcionamiento de las AFP, como eliminar comisiones de intermediación (94%), implementar un impuesto sobre ganancias extraordinarias (84%), pasar a un modelo de comisiones sobre saldo (70%), y establecer representación para las y los afiliados en el directorio de las AFP (70%).

En lo que respecta a salud, por su parte, las chilenas y los chilenos quieren mayoritariamente incluirla como un derecho en la Constitución (94%), acuerdo que se observa consistentemente tanto en la medición de línea base como en el resultado de la deliberación de LAS Y LOS 400, así como también una reforma estructural que reemplace el actual sistema de salud por uno de Seguro Universal para todas las personas, con un Fondo Único, dejando a las isapres como una alternativa complementaria (80%).

“El modelo de participación en Chile cambió y es bueno que el Senado y las instituciones así lo entiendan. Desde los municipios, solo reafirmamos nuestro compromiso de colaboración para trabajar con todas las instituciones”, cerró en tanto el presidente de la ACHM, Fernando Paredes.

“Este ejercicio democrático y ciudadano con el que buscamos aportar desde una mirada constructiva al país, demuestra las reales posibilidades que existen en nuestra sociedad de dialogar, informarse y poder deliberar de manera conjunta. En sus resultados vemos que hay más coincidencias que diferencias, y que esta polarización de la que tanto se ha hablado no es tal, que las personas pueden ponerse de acuerdo en temas que nos convocan a todos y todas. Es una experiencia que muestra la importancia de ser escuchados, de ser parte de la toma de decisiones y sin duda deberíamos replicarla para fortalecer nuestra democracia y la participación ciudadana en el proceso constituyente”, señaló el Rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste, señaló que “cuando se analizan las cosas con apertura, tolerancia y receptividad hacia las ideas, que parecen distintas a las nuestras, no es que se acerquen y se funda en una sola a las opiniones opuestas, sino que avanzan interactivamente hacia otras ideas (..) Viene una serie de instrumentos de participación asociadas a la política pública, ahí se probará la eficiencia y pertinencia de una metodología que se ha enriquecido con la disposición de apoyar en este proceso a la Fundación Tribu”.

El presidente de la comisión Desafíos del Futuro, senador Guido Girardi, indicó que “los 400 son la expresión más fiel, del punto de vista estadísticos, de lo que es Chile (…) Este proceso construye una inteligencia colaborativa, desde la inteligencia distribuida que está en la sociedad y no en los Estados, gobiernos o Parlamentos. Es un aporte que le puede dar un sentido de legitimidad a una democracia que está enferma y que responde a un mundo que no existe (…) El desafío es construir y adaptar nuestras instituciones para permitir que la sociedad del siglo XXI sea construida por todos y todas”.

La senadora Carolina Goic, integrante de la comisión Desafíos del Futuro y presidenta de la comisión de Trabajo, indicó que “este es un proceso de participación ciudadana y que desafía a los políticos a escuchar pero de verdad (…) La pregunta que se hacen los 400 es ¿qué pasa con los resultados? Aquí tenemos una muestra de cómo nos hacemos cargo en concreto y ponemos las herramientas para ello. Algo que queremos poner a disposición del proceso constituyente para demostrar cómo ese sentido comuna se puede poner sobre la mesa, lo que significa derribar barreras ideológicas”.

El integrante de la comisión Desafíos del Futuro, Francisco Chahuán, señaló que “este proceso muestra cómo las personas con información tienden a moderar posiciones y encontrar acuerdos y consensos (…) El llamado que hago es a convertir estas conclusiones del proceso deliberativo en indicaciones legislativas (…) Frente a un Chile polarizado hay que reivindicar que la política está al servicio de la dignidad de las personas y cómo somos capaces de buscar a acuerdos saliendo de nuestras trincheras ideológicas (…) Lo que está en juego es si la política está disponible para dar respuestas”.

Desde Fundación Tribu, en tanto, Tomás González destacó cómo en este proceso “personas comunes y corrientes, de toda la diversidad del país, asumieron la responsabilidad de representar al resto de las chilenas y los chilenos durante un fin de semana y ser la voz de Chile, mostrándonos grandes acuerdos. Muchas de estas personas señalan que, de paso, también pudieron darle un sentido real a la palabra ‘democracia’ en sus vidas, y haber vivenciando una gran experiencia de educación cívica. Este mecanismo de deliberación pública es una oportunidad para complementar y profundizar nuestra democracia, brindándole mayor agilidad, legitimidad social y la inteligencia colectiva de todo el país”.

Pensiones

Sobre el destino del 6% con cargo al empleador, se observa que cuando la ciudadanía tiene la posibilidad de reflexionar y deliberar, sí quiere cierto nivel de solidaridad. El principal cambio fue con respecto a destinar el 100% de estas cotizaciones adicionales a cuentas individuales, donde la medición de línea base era 63% (en la línea de lo que muestran algunas encuestas de opinión) y el resultado de la deliberación pública fue de 38% a favor de esta alternativa. A la vez, se observa que el nivel de acuerdo respecto de la alternativa de 100% a un fondo colectivo es mayor en el resultado de la deliberación que en la línea base; y, la alternativa que logra un acuerdo mayoritario es la de mitad a cuentas individuales y mitad a un fondo colectivo, con un 53% de aprobación.

Respecto a la moción de ampliar el pilar solidario, creando una pensión base de $200.000 para el 80% de la población con menores ingresos, un 76% está de acuerdo, y la fuente de financiamiento preferida para esto es a través del aumento de impuestos, excluyendo el IVA, lo que logró un 52% de acuerdo; mientras que la opción de financiar esta medida a través de aumentos del IVA tiene un 79% de las personas en contra. A esto se suma el acuerdo del 89% en crear un subsidio que aumente la pensión de los adultos mayores que necesiten asistencia y cuidados de otra persona; y un 87% en crear un subsidio para aquellas personas que cuidan adultos mayores dentro del hogar.

Sobre aumentar la edad de jubilación poco a poco, es decir, aumentar un par de meses cada cierta cantidad de años sin afectar a quienes tengan 50 años o más, la mayor parte de las personas estuvo en desacuerdo (58%); mientras que para la moción de aumentar gradualmente la edad de jubilación de las mujeres hasta igualarla a la de los hombres, pero sin afectar a las mujeres mayores de 50 años, ya que están próximas a jubilar, un 49% estuvo en desacuerdo y un 38% de acuerdo.

A esto se suma que las chilenas y los chilenos quieren un sistema único de pensiones para todo el país: 86% está de acuerdo con que las FFAA y de orden y seguridad pública pasen a tener el mismo sistema que tenga el resto de la población.

Salud

Las chilenas y los chilenos quieren mayoritariamente incluir el derecho a la salud en la Constitución (94%), acuerdo que se observa consistentemente tanto en la medición de línea base como en el resultado de la deliberación de LAS Y LOS 400.

En tanto, se evidencia un alto acuerdo en que los aumentos del presupuesto de salud prioricen la atención primaria por sobre otros ámbitos con un 74%. Junto con lo anterior, existe un acuerdo de un 67% por que se establezca una institución encargada de fiscalizar la labor de los municipios en materia de salud (alternativa que supera a la propuesta de desmunicipalizar la atención primaria).

Ante la propuesta de financiar servicios y atención para problemas de salud mental, tal como se hace con los problemas de carácter físico, un 90% de las y los chilenos están de acuerdo.

En lo que respecta a los medicamentos, un 87% está de acuerdo con crear un laboratorio farmacéutico administrado por el Estado; y un 84% en fijar el precio mínimo y máximo que podría tener un medicamento.

Finalmente, consultados premisas valóricas, las y los chilenos expresaron estar de acuerdo en un 78% con “una sociedad que se haga cargo de los pobres y necesitados” y un 84% con “que todos paguen su parte justa de impuestos”.

De las y los participantes del proceso, 50,99% corresponden a mujeres y la edad promedio del grupo es 40,57 años. De ellas, un 32,88% de las personas tiene entre 18 y 29 años, 39,1% entre 30 y 49 años y 28,02% mayores de 50 años. El margen de error absoluto para la medición de línea base es de 3,42%, mientras que para los resultados de la deliberación es de 4,32%.

Una próxima entrega de “LAS Y LOS 400” profundizará en el análisis de los argumentos planteados durante las jornadas de deliberación, en las dinámicas de interacción entre las personas, y en la relación de esto con los resultados del proceso. Además, este análisis entregará aprendizajes para el buen diseño de un proceso deliberativo de cara al trabajo de la Convención Constituyente y los mecanismos de participación ciudadana que habrán de incorporarse en su reglamento.

Resultados deliberación de LAS Y LOS 400

Más información y el informe completo está disponible en https://www.lxs400.cl/

El video de la presentación está disponible aquí:

Comunicaciones
Asociación Chilena de Municipalidades, AChM

About admin

Te puede Interesar

ComunidadMujer y PNUD Chile lanzan proceso participativo nacional para aportar al debate constituyente

“Iniciamos este proceso con la convicción de que la igualdad de género debe ser un …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *