Home / Ambiente / Solución a los Residuos Sólidos: Todas las opciones son válidas

Solución a los Residuos Sólidos: Todas las opciones son válidas

Existe un dicho popular que aconseja no colocar todos los huevos en una canasta: Si se cae la canasta ¿quedarí­an huevos?, probablemente no. Si lo llevamos al ámbito de los residuos, se traduce en “no nos focalicemos en una sola alternativa de manejo”.

Hace bastante tiempo en Chile se promueve una estrategia jerarquizada de residuos, proveniente de Europa desde 1974, la que plantea un orden preferente de mecanismos para reducir y gestionar los residuos, comenzando por la minimización o prevención de estos, la reutilización, el reciclaje, la valorización energética y por último la disposición final. Leyó bien, “terminar con la basura en vertederos o rellenos sanitarios debe ser la última opción a considerar“.

En los últimos dí­as ha despertado un fuerte debate regional la posible consideración, por parte de autoridades locales, de una planta de pirolización para el tratamiento de residuos de varias comunas de la región.

Recordemos que hace unos meses alcaldes y autoridades regionales visitaron en Francia las instalaciones de la empresa interesada en aplicar dicho tratamiento, lo que despertó fuertes recriminaciones por parte de grupos ambientalistas.

Si bien es cierto la denuncia planteada por algunos grupos respecto a la poca consideración de la comunidad en la búsqueda y resolución de alternativas para el tratamiento de residuos, también es cierto que no nos podemos cerrar a ninguna opción, ninguna.

Por un lado, el trabajo con la comunidad puede acelerar y encausar la aceptación social sobre ciertas alternativas de manejo, e incluso su promoción; y por otro lado, hay que diversificar las alternativas ante un tema tan complejo como son los residuos, esto porque hay factores ambientales, sociales, culturales y económicos involucrados.

Hoy en dí­a hay varias iniciativas asociadas al reciclaje y a diferentes escalas, así­ como hay varias personas dedicadas a la labor de recicladores de base, lo cual necesariamente debe ser considerado al momento de tomar una decisión respecto a las medidas a adoptar.

Pronto se promulgará la ley de fomento al reciclaje, lo que dará aún más impulso y dinamismo a los actores involucrados en esta labor. Pero, contrario a lo que se cree, esto tampoco es antagónico con la valorización energética de ciertos residuos.

Recordemos el caso de Suecia, donde han llegado a la necesidad de importar basura para sostener la industria interna del reciclaje y de valorización energética, a través del cual alimentan sistemas de calefacción de hogares.

Según datos de la Asociación de Industrias de Plástico de Europa, en Suecia cerca del 35% de los residuos plásticos se recicla, un 63% se recupera energéticamente (pirolisis o incineración) y el 3% restante termina en sitios de disposición final. Y ojo que no me refiero a un paí­s con normas ambientales muy flexibles.

Pero no podemos pretender que a través de un sólo mecanismo daremos solución a problemas que arrastramos hace ya varios años. Las alternativas por si solas no son capaces de cubrir todo el espectro de residuos que generamos, es decir, no todo se puede reciclar, tampoco todo puede ser ocupado como combustible, e idealmente lo menos debe terminar en rellenos autorizados. Además, y siendo realista, nuestros patrones de consumo no cambiarán de la noche a la mañana, ni los malos hábitos, ni el sistema económico imperante para comenzar con la reducción o la reutilización. Por tanto, no es posible centrarse en una sola alternativa, sino más bien, en varias a la vez, muchas de las cuales son de mediano y largo plazo por la necesaria educación y cambio de conductas de la población.

Las alternativas que se planteen deben ser para solucionar en el corto plazo los problemas de colapso de vertederos y su cercaní­a con la comunidad; y de plantearse nuevas mesas de discusión, que sean rápidas y eficientes. Y en esta discusión, sugiero escuchar (comunidad u autoridades) más a representantes de la academia respecto a ciertos temores o inquietudes, incluso en el análisis de la valorización energética como una solución a los problemas de calidad de aire que vemos diariamente en varias comunas de la región por la quema de leña; velar conjuntamente porque las decisiones que se adopten sean considerando la mejor tecnologí­a o sistemas de manejo, que posicione a la puerta del sur de Chile, esa misma del turismo de naturaleza y valor cultural, como ejemplo en el manejo de los residuos a nivel paí­s.

Noticia de Suecia: Suecia necesita importar residuos para cubrir sus necesidades energéticas

Datos sobre residuos plásticos en Europa: Plastics – the Facts 2014/2015

Por Marco Estrada Zamora
Fundación Converge
Facebook
Twitter

About admin

Te puede Interesar

ProChile: China se consolida como principal destino de las exportaciones chilenas entre enero y marzo 2024

De acuerdo al último informe de exportaciones publicado por la institución; además de China, en …

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *