Home / Columnas y Opinión / Una discusión necesaria sobre la corresponsabilidad

Una discusión necesaria sobre la corresponsabilidad

La familia, cualquiera sea su forma de conformarse, es el núcleo fundamental de la sociedad como el centro donde se educa, se aprende y se crea conciencia. También significa una herramienta esencial para dar forma a las creencias de lo que deben ser y hacer los hombres y las mujeres.

Es en el funcionamiento de la familia, la mayor de las veces inconsciente, en que se acepta que las tareas de cuidado de las hijas e hijos, de los adultos mayores, de los enfermos, como también, las labores domésticas, estén radicadas en las mujeres del hogar.

Desde hace un tiempo vemos cómo la urgente necesidad de educar en el fomento de la corresponsabilidad en las familias ha ido ganando espacio. Se trata de insistir en que todos y todas los integrantes del hogar común sean partícipes de las múltiples responsabilidades que se entregan a las mujeres por el hecho de serlo.

Según datos del Centro de Estudios de Prodemu, un 87,3% de las mujeres se siente molesta con que el trabajo doméstico y de cuidados, el que no es remunerado, recaiga principalmente en ellas.

Durante los meses de pandemia, el Centro de Estudios Longitudinales UC registró que el 38% de los hombres dedicó 0 horas de la semana a realizar tareas domésticas y que un 57% de ellos dedicó 0 horas al cuidado de niños y niñas menores de 14 años.

Sí hijas e hijos ven ejemplos de responsabilidad compartida en los hogares, aprenderán y traspasarán esta experiencia a las generaciones venideras, ya que en la edad temprana se inculcan los estereotipos de género, permitiendo a las mujeres ocupar en igualdad de oportunidades los espacios públicos y de trabajo remunerado, además de avanzar en poder conciliar la vida laboral, familiar y personal.

En tiempos de pandemia, confinamientos y cambios de hábitos por el coronavirus, facilitar las tareas domésticas, a través de la tecnología en el hogar, puede ser una pieza ideal para colaborar en democratizar este tipo de labores.

La brecha de género en la distribución del uso de tiempo de la mujer versus el hombre es un problema que continúa impidiendo a las mujeres desarrollarse, sin importar el nivel de ingresos y educación. No se trata de “ayudar” o “hacer un favor”: tiene que ver con una auténtica voluntad de cambio y responsabilidad.

En una nueva conmemoración del Día de la Madre, la invitación que hacemos es a abordar los temas de igualdad de género y mayor participación de los hombres en forma abierta. Entre todos lograremos seguir transitando por el cambio cultural necesario que impulsará a más mujeres a participar y tomar decisiones de manera libre, informada y acompañada.

Por Haileen Piedras
Marketing Coordinator de Midea Carrier Chile

About admin

Te puede Interesar

Las madres se liberan a través del zoom: María Gracia Omegna, Luz Valdivieso y Loreto Aravena en divertida comedia sobre las madres

Mañana sábado 8 de mayo, a las 21:00 horas, Living Teatro estrenará “El desmadre”. Luz …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *