Home / Ambiente / Una galaxia enorme y precoz aportaría información sobre el origen del universo
Imagen a color de la galaxia C1-23152, cuando el universo tenía 1.800 millones de años. La imagen es la suma de tres imágenes a diferentes longitudes de onda tomadas con el Telescopio Espacial Hubble. Crédito: Istituto Nazionale di Astrofisica.

Una galaxia enorme y precoz aportaría información sobre el origen del universo

Una galaxia extremadamente masiva, que existía hace 12 mil millones de años, produjo una masa de alrededor de 200.000 millones de soles en un tiempo récord. Las características de su rápida evolución nos hablan del origen del cosmos.

En menos de 500 millones de años, la galaxia C1-23152 conformó una masa de 200 mil millones de estrellas como el Sol, alcanzando una tasa de formación estelar casi 300 veces mayor que la registrada actualmente por la Vía Láctea. Determinar las condiciones que generaron la creación de una galaxia joven pero completamente evolucionada en tan corto tiempo es el principal objetivo de una investigación desarrollada por astrónomos del Istituto Nazionale di Astrofisica, en Italia.

En un momento en el cual el universo tenía menos del 13% de su edad actual, exactamente hace 12 mil millones de años, una galaxia joven y de enormes dimensiones produjo una monstruosa masa estelar en un tiempo ínfimo para los ciclos del cosmos. De acuerdo a un artículo publicado en Phys.org, conocer más sobre esta gigantesca estructura puede ayudar a los científicos a resolver algunos de los enigmas existentes en torno al origen del universo.

Las conclusiones del estudio efectuado por los científicos italianos, que fueron publicadas en la revista The Astrophysical Journal, indican que la galaxia C1-23152 alcanzó su apogeo cuando el universo tenía 1.800 millones de años. Pero aunque esto nos sirve para saber que se trata de una galaxia representativa de los períodos iniciales del cosmos, no es el dato más importante a considerar. Lo más llamativo de esta galaxia es la cantidad de masa estelar que pudo producir en un tiempo tan corto, una condición que va a contramano con el comportamiento actual de galaxias como la Vía Láctea, por ejemplo.

Un universo a gran escala

Las denominadas galaxias masivas representan aproximadamente el 30% de la totalidad de las galaxias presentes en el universo, pero al mismo tiempo acumulan más del 70% de las estrellas existentes. Teniendo en cuenta esta cuestión, resulta vital para los astrónomos y astrofísicos conocer la velocidad de formación que registraron estos colosales cúmulos de estrellas, como así también la dinámica de su creación. De avanzar al respecto, se habrá dado un gran paso para clarificar las etapas iniciales de la historia universal y para poder aprovechar ese conocimiento en la actualidad.

El modelo predominante en la comunidad especializada indica que las galaxias más pequeñas se formaron en etapas previas a los sistemas más masivos. La idea es que las galaxias más grandes son fusiones posteriores de pequeñas galaxias más antiguas. Sin embargo, datos como los que arroja la investigación sobre la galaxia C1-23152 parecen contradecir esta teoría. ¿Es la mencionada estructura un caso inusual y atípico o se trata de una información que podría dar lugar a un nuevo esquema teórico?

Utilizando el Gran Telescopio Binocular (LBT), los especialistas italianos lograron reconstruir una parte importante de la historia de esta joven y productiva galaxia. Se formó en menos de 500 millones de años, acumulando en ese tiempo la increíble masa de 200 mil millones de soles. ¿Cómo logró alcanzar esa velocidad de formación estelar, que supera ampliamente a la que lleva adelante nuestra galaxia, la Vía Láctea?

Grandes nubes de gas primordial

Según Francesco La Barbera, investigador del Istituto Nazionale di Astrofisica en Nápoles, “las observaciones muestran que la formación de las galaxias más masivas del universo puede haber ocurrido en períodos extremadamente rápidos, a través de un proceso de formación estelar muy intenso en el universo temprano, como en el caso de C1-23152″, indicó.

La principal hipótesis de los investigadores, que deberá corroborarse en futuras observaciones e investigaciones, es que al momento de formación de estas galaxias existieron nubes de gas primordial extremadamente masivas, que como consecuencia de la fuerza gravitacional existente en la misma región del universo produjeron grandes colisiones. A partir de estos choques fue posible el desarrollo de enormes e intensos procesos de formación de estrellas, en períodos temporales acotados según los patrones que caracterizan al cosmos.

Imagen a color de la galaxia C1-23152, cuando el universo tenía 1.800 millones de años. La imagen es la suma de tres imágenes a diferentes longitudes de onda tomadas con el Telescopio Espacial Hubble. Crédito: Istituto Nazionale di Astrofisica.

Fuente: Tendencias21

About admin

Te puede Interesar

Júpiter y Saturno se unen de manera insólita y nos entregan un espectacular regalo esta navidad

Saturno y Júpiter vivirán una conjunción excepcional del 19 al 23 de diciembre: los dos …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *