Home / Ambiente / Vecinos de Villa Cautín de Temuco denuncian grave problema de contaminación en su sector

Vecinos de Villa Cautín de Temuco denuncian grave problema de contaminación en su sector

Malos olores durante las 24 horas del día en verano, inundaciones con excremento al interior de sus viviendas y lo que es peor, enfermedades de distinto tipo, denunciaron los dirigentes de la villa Cautín, en el macrosector Amanecer de Temuco, acompañados de la consejera Ana María Soto.

Según afirman, hace aproximadamente 12 años se instaló una planta elevadora de aguas servidas a pasos de avenida Recabarren, en un costado de la villa, muy cerca del puente nuevo Cautín, la que provoca graves problemas a los vecinos.

Según precisaron, son aproximadamente 450 viviendas y cerca de 2.000 personas que residen en el área de la planta, desde donde emanan los malos olores, que se intensifican especialmente en verano, lo que obliga a los vecinos a vivir con puertas y ventanas cerradas, a lo que se agrega la presencia de moscas y la aparición de gusanos desde el sistema de drenaje al interior de sus viviendas.

La situación de mayor gravedad son los rebalses con excrementos que se producen dentro de las casas de quienes residen en el sector, agregándose una serie de enfermedades de distinto tipo, que los vecinos atribuyen a la contaminación que estaría generando esta planta que es operada por la empresa Aguas Araucanía.

MOVILIZACIONES

Miriam Valdebenito, secretaria de la Junta de Vecinos villa Cautín I y presidenta del Consejo de Desarrollo Local del Cesfam Amanecer, explicó que han efectuado una serie de denuncias en distintas instancias, pero no han existido soluciones a los problemas de contaminación y amenazó con que si esta situación no es resuelta, los vecinos se tomarán los accesos a Temuco, que se ubican a pocas metros de la villa, en protesta porque sus demandas no han sido atendidas.

Aletia Painemal, presidenta de la Junta de Vecinos de villa Cautín, sostuvo que, “aquí no solo emanan malos olores, sino también gases tóxicos que están enfermando a nuestros vecinos. Adultos mayores y niños han tenido enfermedades asmáticas y bronquiales, además de dolores de estómago. Cada vez que hay emergencias sanitarias acudimos a Aguas Araucanía, pero su equipo de trabajadores sociales, en vez de canalizar estos reclamos y ayudar a la convivencia, lo que hacen es contener las denuncias para que no lleguen a la Superintendencia (de Servicios Sanitarios)”.

La dirigenta denunció que el lugar donde se ubica la planta corresponde a la única área verde que posee la villa Cautín y que se habría efectuado la constricción de la misma sin los permisos correspondientes, privando a los pobladores de un lugar de esparcimiento y recreación.

“Esto es un segundo Quintero en Temuco, con nuestros vecinos enfermos y donde por años las autoridades han hecho oídos sordos, por lo que esperamos que todo esto cambie. La solución es sacar los cañones (de ventilación) desde donde se emiten los gases tóxicos y ponerlos donde corra viento. Eso se puede hacer, pero depende de la voluntad de Aguas Araucanía para invertir, aquí la salud de los vecinos depende de cuánta plata se ponga sobre la mesa. Tuvimos reuniones con Aguas Araucanía y su equipo técnico, pero nos derivaron a Santiago a la fiscalizadora de las sanitarias a nivel nacional”, afirmó la dirigenta.

PREOCUPACIÓN

La consejera regional, Ana María Soto, quien acompañó a los vecinos en esta denuncia, manifestó que los residente del sector le manifestaron que cuando se construyó la planta no habría sido consultada la opinión de los pobladores y los propios habitantes han dado cuenta que existen personas que han enfermado y sospechan que sus patologías podrían tener alguna relación con la emanación de gases desde ese lugar.

“Esto me preocupa, porque se trata de uno de los sectores más antiguos y emblemáticos de Temuco. Partió con los primeros subsidios de vivienda, también hay muchas casas de autoconstrucción y existen alrededor de 2.000 habitantes, en que el 50% son adultos mayores, es decir, se trata de población vulnerable. Por lo que nos comentaron los vecinos, se han realizado talleres y reuniones, pero soluciones concretas no han existido”, argumentó.

La consejera regional puntualizó que “no queremos que se pierda el diálogo con la empresa a causa de esta denuncia, ya que los vecinos han dicho que les han manifestado que si hacen las denuncias a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, se termina el diálogo. No queremos un segundo Quintero aquí, no queremos gente enferma y debemos actuar en consecuencia, acompañando a los vecinos y lograr el diálogo necesario y una solución por parte de la empresa”.

Prensa
Consejera Regional
Ana María Soto

About admin

Te puede Interesar

Durante el mes de diciembre “Bus de la Justicia” continuará su recorrido por sectores rurales de La Araucanía

Con el propósito de atender consultas de los residentes de las localidades más apartadas de …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *